miércoles, 13 de mayo de 2015

GUARI ,HUARI Y WARI

Un día como hoy, en el año 1983, doña María Rostworotski de Diez Canseco, afamada historiadora, publica su libro "Estructuras andinas del poder: ideología religiosa y política".
en este esencial texto da una lista completa de las deidades andinas veneradas en el antiguo Perú.

La gran historiadora nacional

Menciona que el dios que se veneró en Chavín, fue GUARI, el dios agricultor, el civilizador. Se podía convertir en hombre, culebra o en viento veloz. GUARI, fue el encargado de enamorara la Patsamama para que se deje fecundar y ofrecer generosos frutos a los hombres. También enamoró a la Tamya, la lluvia, para que periódicamente fructifique los frutos de la tierra. Este primer dios andino existió durante mil años, el tiempo que floreció Chavín, entre los años 1,500 y 500 a.C. 
A la imagen del dios GUARI que se encuentra en el templo de Chavín, en la actualidad se le ofende al llamarle despectivamente: Lanzón, o Lanzón Monolítico. Ese no es su nombre. Corrijamos este error histórico. Acostumbrémonos a llamarle con respeto, y digamos: es la imagen del dios GUARI de Chavín.

La gran deidad de los Chavines

En el texto, la historiadora hace mención a la provincia donde se ubica el gran templo del dios GUARI, que es la provincia de HUARI. En los primeros textos de los españoles, ha encontrado que se bautizó al pueblo que sería cabecera de provincia, como CHUQUIHUARI DEL REY. Con el correr del tiempo y por la costumbre de abreviar los nombres, quedó como HUARI simplemente. Con el nombre de HUARI, se conoce a la ciudad capital y a la provincia donde se ubica Chavín, que vale la pena recordar, significa "El Centro del Mundo".

La tierra de los mishicancas

Finalmente señala que mil años después que Chavín dejara de ser "El Centro del Mundo", llegó desde el sur a nuestra tierra una cultura nueva, que tuvo su centro en Ayacucho y se conoce como la Cultura WARI. Los WARI tuvieron su apogeo entre los años 700 y 900 d.C. En "El Castillo" de Huarmey, hace dos años se ha encontrado el entierro de 60 princesas de la élite WARI. Ellos hablaban aymara, por ello en el sur de Ancash, entre Ocros y Bolognesi se utilizan aún algunos términos lingüísticos provenientes del idioma traído por los WARI.

Bonete Wari hallado en Huarmey

No confundamos los términos y llamemos GUARI al dios civilizador andino, HUARI  a la provincia desde donde irradió cultura al antiguo Perú, y WARI  a la cultura que fue el segundo intento de hacer del Perú una gran nación (a saber: la primera fue Chavín y la tercera la Inca). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario